Henry Ramos Allup: “Yo no respondo por las responsabilidades de mi cuñado”

El nuevo presidente del parlamento y secretario general de Acción Democrática habló de un tema por el cual recibe ataques en redes sociales. Asegura que usaron su nombre para subirle el nivel al caso de la empresa Derwick. Se presenta como parlamentario de oficio con suficientes haberes hereditarios para no necesitar financistas

Henry-Ramos-Allup

Ramos Allup habló con El Pitazo sobre varios temas | Foto: César Batiz

Por César Batiz

A las 8.30 de la mañana del 5 de enero, a casi cinco horas de que jurara como nuevo presidente de la Asamblea Nacional, la tranquilidad volvía a la oficina de un hiperactivo Henry Ramos Allup en la sede nacional de Acción Democrática. Minutos previos tuvo que pedir a sus asistentes que lo ayudaran a desalojar sus espacios de trabajo en ese edificio de La Florida, porque debía atender importantes llamadas, como la que el día anterior recibió del ministro de Interior, Justicia y Paz, general Gustavo González López, para garantizarle la seguridad durante el acto de juramentación de los nuevos parlamentarios. Fueron cinco minutos de conversación muy serena, por lo menos así lo sintió el también secretario general de AD desde su lado de la bocina del teléfono.

Con los abrazos y aplausos reservados para otros momentos, Ramos Allup (con la doble “l” bien marcada como prefiere pronunciar su apellido materno de origen sirio), abogado valenciano, quien se vino a Caracas para hacer de la política y en especial del parlamentarismo un oficio, desplegó su verbo sin detenerse por más de una hora.

Habló con El Pitazo sobre varios temas, aunque uno rompió el hielo definitivamente, como si tuviera reservada esas palabras para tratar ese tópico por el cual lo han atacado en redes sociales y medios digitales. Su relación familiar con Francisco D’Agostino, hermano de su esposa Diana, y tío de sus tres únicos hijos, quienes precisamente llegaron a la oficina cuando iniciaba su respuesta sobre el cuñado.

De haberes y herencias
“Yo no tengo que responder por la responsabilidades de mi cuñado. Tengo suficientes haberes hereditarios como para mantenerme dedicado a la política que ha sido mi único oficio pese al título de abogado. Hagan una investigación de mis cuentas y no encontrarán nada… A mí me involucró Alek Boyd –bloguero venezolano radicado en Londres- en ese asunto para subirle el tono a un problema entre empresarios y comerciantes. Es como si me señalaran por la venta de la Cadena Capriles –Últimas Noticias, El Mundo y Líder- porque yo soy primo de la esposa de Miguel Ángel Capriles o me relacionaran con Víctor Vargas porque mi cuñado Francisco D’Agostino es su yerno –esposo de Margarita Vargas Santaella-“, señala.

-¿Aceptaría usted una solicitud de investigación en contra de su cuñado en la Asamblea Nacional?
-Que investiguen lo que les dé la gana. Eso es con Francisco D’Agostino. A mí me pueden revisar de punta a cola… Qué tengo que ver yo con los bolichicos. Conozco a sus abuelos y sus madres porque fui vecino de ellos en Valencia, pero la vecindad no me hace responsable de sus acciones.

A su suegro, Franco D’Agostino, lo han señalado de manejo irregulares durante los gobierno de AD y Copei e incluso de tener relaciones con chavistas. Pero Ramos Allup dice que el papá de su esposa no ha trabajado para el Estado desde el gobierno de Jaime Lusichi, cuando ejecutó la represa de Tirimiquire (Sucre), obra que nunca se la pagaron.

Sin embargo, desde septiembre de 2012, el nombre de Francisdo D’Agostino se ha vinculado a los propietarios de la empresa Derwick, contratista que recibió 12 contratos para obras eléctricas de Pdvsa, Corpoelec y Sidor sin tener experiencia, que además vendió equipos usados con sobreprecio como si fueran nuevos de acuerdo con una investigación publicada por el autor de esta nota en Armando.info.

En ese tiempo, D’Agostino del entorno social de los dueños de Derwick, entre ellos Leopoldo Alejandro Betancourt López y Pedro Trebbau López, entabló conversaciones con Thor Halvorssen, venezolano residenciado en Estados Unidos y presidente de la Human Rights Foundation, para tratar de limpiar la imagen de los jóvenes empresarios.

Tras ese primer contacto, Halvorssen denunció la vinculación de D’Agostino con la empresa eléctrica, acusando al cuñado de Ramos Allup de ser accionista y partícipe en una estructura de sobornos para lograr contratos del gobierno. Halvorssen, al igual que el exembajador Otto Reich, demandó a los López, Trebbau y D’Agostino en EEUU, embarcándose en una lucha legal sin un final claro. Pero hasta ahora no se ha comprobado que sea accionista de Derwick.

El nombre de Francisco D’Agostino no para de sonar. De acuerdo con información publicada por el sitio web Cuentas Claras Digital, editado por el ex gobernador de Aragua, Carlos Tablante, coautor de “El Gran Saqueo“, el yerno de Víctor Vargas, junto a otros personajes, forma parte de una investigación de las autoridades de EEUU acerca de una red de corrupción enquistada en Pdvsa desde 2009.

Intercambio epistolar público
El 30 de noviembre de 2014, el hoy presidente del parlamento publicó en El Nuevo País un artículo de opinión con el título: Laboratorio sucio. Entonces describió “la existencia de un enorme y sumamente costoso laboratorio de guerra sucia que opera desde el exterior y en Venezuela contra determinados partidos y dirigentes de la oposición”. Dijo que el legajo incluía nombres de las personas que crearon el laboratorio, sus direcciones, financistas, agentes y operadores. Además, relató, sin revelar identidades, que se señalaba organizaciones de fachada, “periodistas palangristas” y “blogueros delincuentes prófugos de la justicia nacional e internacional”, financiados por fondos provenientes del lavado de dinero de la corrupción.

La primera reacción llegó el 4 de enero de 2015, Halvorssen respondió con una carta abierta en la cual habló de un cruce de mensajes entre Ramos Allup y su persona, así como lo acusó de ser uno de los artífices del informe. “Dado que soy una de las personas a quien indudablemente te refieres en tu artículo debo expresarte también mi asco e indignación pero también sorpresa”, replicó el presidente de Human Rights Foundation.

Unos 25 días más tarde vino la contrarrespuesta con una pregunta incluida: “¿Por qué usted se dio por aludido si yo no lo mencioné a usted, ni usted conocía para esa fecha el contenido del Informe cuya existencia denuncié en mi artículo?”. Sin embargo, más adelante dice que efectivamente Halvorssen es nombrado en el documento.

Otro que se dio por aludido desde entonces fue el bloguero Alek Boyd. El 4 de enero de este año, un día antes de que Ramos Allup asumiera la presidencia de la AN, escribió en su blog las razones por las cuales mantiene un enfrentamiento con el secretario general de AD.“Desafié a Ramos Allup para que mostrara pruebas de sus afirmaciones, y aún estoy esperando una respuesta”. Boyd ha desmentido que esté involucrado en algún delito. En noviembre de 2014 denunció el asalto a su casa y su blog (infodio.com) se encuentra bloqueado en Venezuela desde hace más de dos años.

Ramos Allup insiste en afirmar que en ese artículo de noviembre de 2014 no mencionó nombres y que no sabe quién es Alek Boyd, porque nunca lo ha visto personalmente. Para el nuevo presidente de la AN los creadores de ese laboratorio de guerra sucia, que tenía una intención política, entre otras desprestigiar a la MUD, perdieron el control de lo que allí se hacía y de quienes ejecutaban las acciones.

Reta a que investiguen si tiene algún financista o revisen sus cuentas, tal como lo hace el Sebin cada tres meses con la única tarjeta de crédito que posee. “Tú crees que si el Gobierno hubiera encontrado algo ya no lo habrían dicho”, puntualiza.

El adeco que no teme perder popularidad para ganar en aciertos
Ramos Allup habla de sus principios de político de oficio como si se trataran de mantras para convencerse de los pasos que da. Recuerda al fundador de AD y expresidente Rómulo Betancourt, quien afirmaba que algunos políticos solo tienen en su currículo el calendario. “Eso lo decía no solo para los viejos, sino para también para los jóvenes. Ambos creen que su edad le da derecho a algo”.

Llega a la presidencia de la AN con muchas hojas de calendario. Más de 25 años como parlamentario y 72 años de edad, el mayor de los diputados de la MUD, hecho que el oficialismo trata de capitalizar a su favor con el nombramiento del treintañero Héctor Rodríguez, como jefe de la fracción parlamentaria del Psuv.
Como adeco recuerda que todos los dirigentes históricos del partido fueron controversiales. Por eso cree que a veces “se debe perder popularidad para ganar en aciertos” y así transitar en los vaivenes de a veces estar arriba y otras abajo.

Apoyado en esos principios no para de insistir, y así lo dijo el mismo día de su juramentación, que el presidente Nicolás Maduro debe salir del poder en los próximos seis meses. “No es un propósito dirigido a una persona. Es un tema del sistema en crisis, de un modelo que trae problemas económicos y sociales e insolubles. Es una crisis”.

-¿Eso significa salir de Maduro como sea?
– Se propone una solución constitucional: renuncia o referendo. Si renuncia asume el vicepresidente de la República. Han dicho que yo busco ser Presidente por esta vía, pero a mí no me correspondería, sería el vicepresidente quien tome el poder por Maduro y se convocaría a la elección en 30 días.
Por ahora el video de Ramos Allup dirigiendo el desmantelamiento de la simbología chavista en el parlamento, con el retiro de fotografías, pendones y otras imágenes de Chávez, así como de los cuadros del Bolívar más moreno y con rasgos indios que promovió el oficialismo, provocan reacciones. Unos aprueban, otros critican y unos más, animados por el mismo presidente Nicolás Maduro, toman la Plaza Bolívar de Caracas para un desagravio a los “símbolos patrios”. Cerca de allí, el nuevo presidente de la AN seguirá su tarea de poner orden.

El nuevo mandamás del Palacio Legislativo auditará todo
Pero volvamos la cinta a la mañana del 5 de enero. Ese día cuando ya su esposa e hijos habían partido rumbo a la Asamblea Nacional, Ramos Allup preguntaba por el traslado de los diputados adecos y terminaba de afinar detalles de la logística de seguridad improvisada en las últimas horas.

Motos y carros lo escoltarían, pero advirtió que bajo ninguna circunstancia usaría una motocicleta para movilizarse. Afuera lo aguardaba una camioneta negra Ford para moverlo hasta la esquina de Pajaritos, sede del edificio administrativo de la AN.

Esa mañana expresó que tiene la idea de seguir despachando desde la sede de AD, porque no sabe si en la oficina de la presidencia del parlamento, ubicada en el Palacio Legislativo Federal, será objeto de espionaje. Sin embargo, luego de la juramentación, la tarde del 5 de enero, Diosdado Cabello le entregó su nuevo despacho.
Horas antes perros entrenados para detectar explosivos inspeccionaron con su olfato el lugar. “Déjalos que revisen todo lo que quieran. Yo no he estado en esa oficina desde hace 18 años. No vaya a ser que encuentren droga y digan que eso es de Ramos Allup”, le comentó por teléfono en tono de broma a Roberto Marrero, quien desde temprano se encontraba en la sede de la AN. Más tarde sería nombrado secretario de la asamblea.

-¿Hará una auditoría de lo que recibe en la AN?
– No puedo llegar a ciegas sin saber qué es lo que recibo. ¿Cómo recibo una administración así? Esta vez no puede ser como cuando Diosdado Cabello salió de la gobernación de Miranda, cuando mandó a un funcionario al acto de entrega.

Uno de los aspectos que revisará será la nómina de trabajadores de la AN. Dice que cuando el Poder Legislativo dejó de ser bicameral, en 1999, había 1.200 trabajadores. Hoy, la cifra pasa de 8 mil.

La integrante de la directiva del Sindicato de Funcionarios de la Asamblea Nacional, Ingrid Torrealba, comentó que hasta 2005 había 2.500 trabajadores. Hoy esa cifra supera los 5 mil, más otros 3 mil que cobran pero nunca los ven en el parlamento. “Uno se encuentra a veces con gente que porta carnet y cobran pero no vienen a trabajar”, indica antes de agregar que 40 familiares de la primera dama y diputada por Cojedes, Cilia Flores, siguen en la lista de empleados del Poder Legislativo.

-¿Fue un error la declaración sobre Antv?
-No. Dije que Antv no informaba de forma veraz y oportuna, que el Sibci (Sistema Bolivariano de Comunicación e Información) era una cloaca de Miraflores. Sus trabajadores saben lo que pasó, como un día llegó Darío Vivas y les dijo que nadie la oposición podía salir. Hoy el personal me da la razón. Allí se manejó mucho dinero y de eso tendrán que rendir cuentas. Todo será auditado.

-¿Por qué en menos de un mes cambió la cobertura de los medios a la MUD?
-Todos los medios están asfixiados por el Gobierno. Les piden el control de invitados y no les renuevan la concesión. Es la misma situación para Venevisión, Globovision y Televen. Por cierto, a Omar Camero le dije que no recibiera lo que le estaban pagando por el canal porque ningún banco del exterior le aceptaría ese dinero por su origen poco claro.

Share Button

Comentarios