Experto eléctrico desmonta la declaración del vicepresidente de Derwick

El ingeniero José Aguilar analizó las respuestas dadas por Pedro Trebbau,  segundo abordo en la empresa contratista, a El Nacional

ingenieros

Foto: Archivo

Redacción El Pitazo

El ingeniero José Aguilar es un experto eléctrico venezolano radicado en EEUU, pero quien desde Norteamérica, gracias a la información de primera mano que filtran trabajadores de la industria eléctrica y a la sistematización de los datos, realiza un constante seguimiento a las irregularidades cometidas en la contratación de obras en el sector, sobre todo a las asociadas a la generación hidro y termoeléctrica.

Uno de sus focos de estudio es desde febrero de 2010 la empresa Dewick Associates. Su análisis de una base de datos de Bariven fue una de las partes fundamentales, en el reportaje publicado en septiembre de 2011 en Últimas Noticias por el periodista César Batiz, hoy director de El Pitazo, titulado Bariven compró con sobreprecio, que trató acerca de la adquisición de unidades de generación eléctrica a tres empresas proveedoras: Ovarb, KCT Cumana Internacional y Derwick Associates, las cuales vendieron a la filial de Pdvsa máquinas con un valor superior a los $400 millones con respecto al precio del mercado.

Precisamente, este domingo el diario El Nacional publicó una entrevista a Pedro Trebbau, vicepresidente de Derwick, con el título “Quieren hacer ver que nos aprovechamos de la crisis eléctrica”, en la que se tratan diversos temas, entre ellos la venta con sobreprecio de equipos eléctricos.

Aguilar quiso responder a cuatro puntos de la entrevista a Trebbau, pues considera que esta “historia debe ser contada de acuerdo con los hechos”.

  1. Pedro Trebbau, vicepresidente de Derwick Associates, asegura en la entrevista que 80% de las máquinas que vendieron nunca se habían prendido.

“Eso es algo que no es cierto. Derwick se vio envuelto en la ejecución de 12 proyectos que abarcaron 11 ubicaciones físicas definidas y una no determinada. Dichos proyectos tenían un eventual total de potencia instalada de 2 mil 203 MW.

Para ejecutar esos proyectos se requería la adquisición de 44 turbinas a gas (algunas duales, es decir podían operar con diésel) de diversas capacidades. Equipamiento que se le conoce como equipos turbo gas todos para instalación en ciclo simple.

De los 44 turbinas turbo gas, siete eran del tipo industrial y 37 eran aéreo-derivadas. Derwick ha alegado que fueron suministradas por otros, en este caso el dueño 10 de las turbinas turbo gas del gran total envuelto. Pero hay contradicciones al respecto que ese número pudiera ser diferente, tan bajo como 6.

Dando el beneficio de la duda a Derwick, eso deja 34 turbinas turbo gas que fueron directamente adquiridas por la empresa, de las cuales 29 eran usadas y habían sido previamente encendidas, eso da un porcentaje de 85,3 % como previamente encendidas, cifra que contradice lo dicho por Trebbau sobre ese 80% de las máquinas que vendieron que nunca se habían prendido.

  1. Trebbau dijo a El Nacional que: “Puedo hablar por los trabajos hechos por Derwick, pero no por las demás contratistas ni por nuestros clientes. Desde 2009 hasta 2014 se contrató una cantidad de megavatios para ser instalados dentro del sistema eléctrico y a Derwick solo se le adjudicó 6% de ese total. Las 11 plantas se entregaron satisfactoriamente a los clientes”.

“Eso es muy acomodaticio, decir que le fue asignado solo 6% de las obras, pues estiraron el periodo de referencia a 2014.

Realmente, las turbinas fueron adquiridas entre el 2008 al primer semestre de 2010. Para ese entonces, de los proyectos anunciados por Corpoelec, Pdvsa y Sidor, que totalizaban 7 mil 456 MW, de los cuales 2 mil 203 MW fueron asignados a Derwick, lo que es igual al equivalente a 29,5 %, no el 6% alegado.

¿Entregados satisfactoriamente? La planta de Sidor fue un fracaso técnico y se cobró full por 440 MW, dos turbinadas no han generado energía para el país 255 MW y hay una tercera unidad también cobrada full que nunca ha aportado energía al país (45 MW) para un total de 300 MW… ¿Qué habrá pasado con las garantías de los equipos?

  1. En su declaración Trebbau insiste en que entregaron “con la garantía como si estuvieran nuevas”.

Si las máquinas fallaron como en el caso de la Raisa I y Raisa II, por qué no se activó la garantía.

  1. Acerca de la sobrefacturación, el vicepresidente de Derwick dice que “antes de hacer esas acusaciones se debería estudiar el mercado entero y comparar”

“Las ganancias fueron injustificadas, bastante usureras en el tramo de la adquisición de los equipos electromecánicos y aún más pavorosas en el proceso de Ingeniería Procura y Construcción. Nadie puede esperar que Derwick trabaje de gratis, pero el margen de ganancias fue muy por encima de la norma y totalmente injustificado para lo que se entregó. Obviamente, Derwick no es el único con responsabilidad aquí del perjuicio a la nación. Hubo otros actores y no olvidemos los altos funcionarios en las tres empresas estatales ya indicadas”.

Share Button

Comentarios