Policaracas no tuvo balas para responder ante asesinato de compañero

Según versiones policiales, los hampones que le dispararon a efectivos en El Cementerio sometieron hasta que estos se quedaron sin municiones

 Foto: Cortesía

Foto: Cortesía

Por Darvinson Rojas

Funcionarios de la Policía Municipal de Caracas fueron recibidos a tiros cuando acudieron al barrio Los Sin Techos, luego del homicidio del supervisor jefe Larry Morillo, quien fue víctima de delincuentes de la zona ubicada en El Cementerio, en el municipio Libertador, quienes lo tirotearon dentro de su vehículo y quemaron parte de su cuerpo a las 8:00 de la noche del miércoles.

Hampones le dispararon a los Policaracas con armas largas e inició un enfrentamiento hasta que, según versión policial, los uniformados se quedaron sin municiones por lo que solicitaron apoyo al despacho principal ubicado en la avenida Antonio Guzmán Blanco, mejor conocida como la Cota 905.

Foto: Cortesía

Foto: Cortesía

Las pocas que quedaban en el parque de armamento de la institución fueron enviadas a la zona de conflicto. El Cuerpo de Policía Nacional Bolivariana y otras instituciones de seguridad tuvieron que brindarles el apoyo en medio del tiroteo, mientras intentaban encontrar a los responsables del crimen.

Dentro de una habitación de la residencia del supervisor jefe fue ultimado su hijo, Yonaiker Morillo, con un tiro en la cabeza. Los maleantes revisaron las gavetas y dejaron varios objetos en el suelo. El cadáver fue encontrado por los funcionarios de Policaracas, que resguardaron a los habitantes de la casa, luego de recibir amenazas de los antisociales que le advirtieron que lanzarían una granada.

La Policía Municipal de Chacao también aportó hombres para el dispositivo. Minutos después de un funcionario del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas, fue aprehendido por hurtar prendas dentro de la casa. El procedimiento fue ejecutado por los efectivos municipales.

IMG-20160323-WA0057

El cuerpo de Morillo fue retirado del sitio por sus propios compañeros, quienes lo subieron a una patrulla y lo trasladaron a la morgue del hospital doctor Miguel Pérez Carreño de La Yaguara, a la espera de la furgoneta del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses para ingresarlo a la morgue de Bello Monte.

larri-morillo

En las redes sociales comparten imágenes de Morillo

Share Button

Comentarios